Este blog no existe

Inicio » Medios de comunicación

Category Archives: Medios de comunicación

10 años del 11M

Diario Público.es En imágenes: Diez años de la tragedia

139430819517311-Mdn

Christophe Simon AFP

          Todo es ruido (y dolor). Ruido (y dolor) es la explosión, y ruido su onda expansiva, el uso partidista del dolor, la división, la intoxicación. Se comprende, aún con repugnancia, esta necesidad de ruido porque es necesario dar sentido al dolor. Pero no lo tiene. Solo hay silencio, solo hay ausencia, y esa es la herida irreparable. Lo que queda es ese hueco en el tren, ese vacío. Eso es lo único que hace el terrorismo: vaciar, no da nada, solo quita. Por eso, tal vez podamos cerrar la herida, pero el hueco, la ausencia, perdura.

          La imagen de este tren destrozado es la imagen de nuestra sociedad, rota, sin un pedazo, sin 191 personas que ya no están con nosotros. Nunca podré recordar ese día sin estremecerme, sin sufrir, pero espero no olvidarlo jamás, espero que nos quede grabado a fuego que el fanatismo mata y que al hacerlo solo hace ruido (y dolor) y arrancar pedazos de mundo, vaciarlo, crear silencios y en ocasiones más ruido, y es aún peor. Solo hay una forma de recuperar la palabra, frente al silencio y frente al ruido: condenar la violencia y acompañar a las víctimas incondicionalmente, toda otra actitud supone negar el vacío, enmascararlo, y por tanto justificarlo. No se puede regatear el dolor, eso es solo más ruido, y de los muertos ya solo nos queda escuchar su silencio, palparlo, y se lo debemos.

Anuncios

Ciencia y religión: convivencia de hecho, no de derecho.

Diario El Mundo – Internacional

Las fotos de la semana: Unas trabajadoras sanitarias afganas vestidas con burkas marcan el dedo de un niño después de administrar la poliomielitis.


Unas trabajadoras sanitarias afganas vestidas con burkas marcan el dedo de un niño después de administrar la poliomielitis.

Wakil Kohsar AFP

          Esta imagen se autorrefuta: ciencia y religión, universalismo y relativismo, multiculturalismo e integrismo aparecen juntos pero no armonizados. Creencias religiosas generan el prejuicio de que las mujeres son menos que los varones y las obligan a portar el burka, un prejuicio que va contra la verdad científica, la igualdad natural de hombres y mujeres. Pero esa misma religión no se muestra integrista a la hora de aceptar otras conclusiones de la ciencia, las vacunas.

          Según algunos relativistas culturales, cualquier modificación externa de las tradiciones de una cultura es ya un genocidio cultural (la cultura originaria, entendida como un todo, habría desaparecido ya), en este caso podemos preguntarnos, ¿si a esa cultura se le ha inoculado ya el virus de la racionalidad científica europea, laica, cómo es posible que no se haya extendido a la relación entre sexos? Se me ocurre una respuesta marxista: la clase dominada (las mujeres) aún no ha tomado conciencia de clase, y la clase dominante (los varones) aceptará aquellos avances que no supongan un riesgo para su poder, por muy incoherente que sea su postura. Siempre queda el recurso de los renglones torcidos de Dios, que nos permite poner en cuarentena el principio de no contradicción.